Publicado el Deja un comentario

Entrevistamos a Jon Lauko

Catedrático de Matemáticas y Profesor de Álgebra y el tiempo que le deja tocar el laúd, escritor

Sobre por qué le atrae escribir género policial y negro señala:

Mis novelas de intriga las planteo de modo milimetrado: todo ha de encajar, sin que dé esa sensación; y lo que más me llena de ellas es el esmero en hacer que la narración en sí sea el principal factor.

Una visión corta pero intensa que nos permite conocer algo de la faceta personal y humana del escritor

He aquí el resultado al cuestionario al que le sometimos:

Con que profesión disfrutas actualmente: 

He sido profesor de Matemáticas en institutos de bachillerato y en la universidad. Actualmente ya estoy jubilado.

En tu tiempo libre ¿Qué sueles hacer?

Escribo, pesco, hago fotografías, toco el laúd …, es decir, no me aburro.

¿Cuáles son tus prioridades?

La literatura, sin duda.

¿Sueles dejar algo para hacer más tarde? Por favor, señala que.

Cuando llegue al final, siempre habrá algo que ha quedado sin hacer.

¿Cuál es tu género literario preferido a la hora de escribir y por qué?

Disfruto con la novela de intriga, aunque la documentación previa suele ser muy ardua. Ir descubriendo hechos que luego se van a dar a conocer al lector suele ser apasionante.

– Si escribiste alguna novela del género o está a punto de publicarse, háblanos de ella. ¿Por qué debemos leer tu última novela publicada?

-Mi última novela se titula “El jardín de los naranjos”. La editó Sekotia (Madrid, junio de 2015) a través de su sello Un libro en el bolsillo. Es una novela histórica que se sitúa en aquella Península Ibérica que hablaba en árabe, a lo largo de los siglos VIII, IX y X, y en la que los personajes importantes son el tiempo y el lugar  a través de los cuales van desfilando multitud de actores, la mayoría de ficción. Tuve la suerte de que el arabista Camilo Álvarez de Morales, que fue director durante bastantes años de la prestigiosa Escuela de Estudios Árabes de Granada, tuviera la amabilidad de corregirla y prologarla.

¿Por qué debemos leer tu última novela publicada?

Porque es una forma de conocernos. Leer nuestra historia es aprender lo que fuimos.

¿Quienes son tus referentes como autores del género?

Antes de la novela que acabo de mencionar, que sin duda es histórica, publique “Donostia” (Meteora, Barcelona 2011) y “Estación París” (GoodBooks, Madrid 2014), dos novelas enmarcadas en lo que podría llamarse intriga política, con influencia clara de autores como Le Carré, Highsmith, Cain, Chandler, etc. Y una tercera con título “Barrendero, enterrador, ferroviario” (Ediciones Atlantis, Madrid 2012) que quiso ser y lo fue un claro homenaje al gran escritor de género negro rural García Pavón.

¿Qué sensaciones consideras dejan tus novelas a los lectores?

Las de intriga, una cierta intranquilidad después de haberlas leído de un tirón. La última novela histórica, todavía no tengo datos al respecto; espero que guste y no se caiga de las manos.

¿Tienes nuevos proyectos? Cuéntanos algo de ellos:

El proyecto más inmediato es cerrar las novelas “Donostia” y “Estación París” con una tercera, ya escrita pero no publicada, que lleva el título de “El Parque de Cismigiu”. Las tres tienen como hilo conductor un personaje singular que trabajó como agente mercenario para la policía/servicios secretos españoles durante la primera década de la llamada transición: “Donostia” arranca en septiembre de 1976 y “El Parque de Cismigiu” finaliza en 1984. Posiblemente, si encuentro un editor atrevido, aúne las tres en una novela dividida en tres partes y titulada “Cancan”, alias que utilizaba el personaje mencionado.

¿A cuál de ellos temes enfrentarte?

Sólo al tiempo que se acaba.

¿Qué tiempo y esfuerzo te supone tener una novela acabada?

Depende de cada novela. “Barrendero,…” la escribí muy deprisa porque surgía de los recuerdos de infancia; “Donostia” y “Estación París” se llevaron cada una de dos a tres años por la abundante documentación que tuve que manejar; y “El jardín de los naranjos” comencé a escribirla el verano que acabé cuarto de carrera (tenía 21 años) y la terminé el verano que me jubilaba.

¿Por qué te atrae escribir Novela Policial y Negra?

Mis novelas de intriga las planteo de modo milimetrado: todo ha de encajar, sin que dé esa sensación; y lo que más me llena de ellas es el esmero en hacer que la narración en sí sea el principal factor.

¿Qué libro marcó tu infancia?

El año que aprobé Ingreso (un examen que se hacía a los 10 años previo al bachillerato) mi padre me regaló una colección de novelas ilustradas que hacían las obligadas siestas más llevaderas: “Mujercitas”, “Príncipe y mendigo”, “Robinsón Crusoe”, etc. A partir de aquel verano ya no dejé de leer.

¿Cuál fue el último libro que has leído? Cuéntanos las sensaciones vividas.

Hace años que ya sólo leo para documentarme; varios libros a la vez y siempre en función de las necesidades.

– Recomienda un solo título a nuestros lectores y coméntanos por qué.

Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar. Si escribes algo así ya no hace falta que hagas nada más.

¿Cómo te gustaría que te recordaran como escritor?

Todavía no me he puesto a pensar en ello.

Pasemos ahora a otras preguntas para reflejar a nuestros lectores algún aspecto de tu personalidad. Por favor señálanos:

Tus escritores preferidos: dos españoles y dos extranjeros.

Difícil criba: Clarín y Delibes; lamentada Yourcenar y el magnífico Ivo Andric.

Citanos el título de libro preferido.

Ya lo he hecho, pero podría citar decenas y no lo voy a hacer.

¿Que novela te habría gustado escribir?

Como conozco mis limitaciones, con la escritas ya me siento bien pagado.

Tus dos personajes de ficción preferidos.

Mi personaje Agapito de “Barrendero, enterrador, ferroviario” y Cancán.

Dos canciones que dejaron huella en tu vida.

He miradola última radiografía que me mandó el médico y no veo huella alguna. Citaré dos que toco con mi laúd: El Vals nº 2 de Shostakovich y La Célebre Habanera de Eduardo Lucena.

Dos películas del género policial y negro

“La jungla de asfalto” y “El cartero siempre llama dos veces”

Dos actores cinematográficos

John Huston y Jack Nicholson

Dos actrices cinematográficas

Ava Gardner y Silvana Mangano

Tus dos genios preferidos de la historia universal.

Gauss y Einstein

Dos pintores y dos de sus obras

Tiziano “Noli me tangere”; Sorolla “Otra Margarita”

Tu deporte preferido.El frontón

Que dos deportistas te entusiasman.No me entusiasman.

Señálanos dos ciudades españolas preferidas Albarracín y Gijón

Ahora dos del resto del mundo Berlín y Oporto

Dos momentos históricos que mejor recuerdas. 

La llegada del hombre a la Luna y la caída del Muro de Berlín

Un sueño, o dos  Sueño poco y lo olvido al despertar

Una pesadilla 

Tengo la conciencia muy tranquila

Dos grandes mentiras No existen la verdad ni la mentira puras

Dos verdades incuestionables Idem

Dos platos que prefieres comer

Cardo con salsa de almendras y un par de huvos fritos como Dios manda hacerlos

Dos bebidas 

Agua y vino tinto

Agradecemos muy sinceramente a JON LAUKO el tiempo que nos ha dedicado, seguro que abandonando el placer que significa acariciar y extraer notas de su laúd.

Redacción Tipealia

 

Publicado el Deja un comentario

El sable de la Dinastía – Reseña

La revista literaria MOONMAGAZINE reseña EL SABLE DE LA DINASTÍA, editada hace unos meses en nuestra colección Predecesores, dedicada a la novela histórica.

Reseña de El Sable de la dinastía

Lo anterior es en resumen lo que se nos cuenta en El sable de la dinastía. Es curioso el juego cronológico que organiza el escritor, Francisco Rubio (Jon Lauko), quien se sirve del recurso literario del manuscrito encontrado para desde nuestra época —no se explicitan los años del siglo XX en que se produce el hallazgo— dar a conocer el supuesto descubrimiento por parte de un sobrino del arabista Angel González Palencia de un texto andalusí del siglo XII traducido al castellano durante tres veranos sucesivos por don Miguel Asín y Palacios junto a sus colaboradores Ángel González, su esposa Angelina, y Emilio García Gómez.

En el manuscrito encontrado hay a su vez dos tiempos históricos: el primero es el correspondiente al momento del dictado del propio texto por parte de ‘Atic ibn Razìn al-Aqqàr situado en el postrer verano de vida de éste, 1215, siendo predicador de la mezquita en Valencia; el segundo período es el más importante y se refiere a los años que van desde la llegada a la zona en el 713 del primer Ibn Razin al abrigo de la conquista general de la Península ideada desde Damasco hasta el año 982 en que el Califato Omeya de Córdoba proclamado por Abderramán III en 929 empieza a atisbar la caída del mismo por los levantamientos de los señores feudales que no quieren plegarse a un único señor y que al cabo de pocos años darán  lugar a los reinos de Taifas. De cuando oficialmente Santa María de Oriente (Santa María el Sarq) fue reino taifa no se dice otra cosa que los nombres de los tres Ibn Razin que ya no se consideraron siquiera nominalmente súbditos del califa cordobés…

Puedes seguir leyendo esta amplia reseña en la revista MOONMAGAZINE

Publicado el Deja un comentario

El sable de la Dinastía – Novedad de Ediciones PG

El Sable de la Dinastía, de Jon Lauko nuestra próxima publicación.

El Sable de la Dinastía un excelente camino para adentrarse en la historia de al-Andalus y en la cultura arabo-islámica de la Península.

Con esta novela  inauguramos nuestra colección «Predecesores» dedicada al género histórico.

Jon Lauko, que ya se había dado a conocer como autor de obras de intriga, lo hace ahora, con acierto, en el mundo de la novela histórica, que aborda con solvencia, seriedad, fidelidad  y amenidad. Para ello ha sabido utilizar un estilo de marcado acento oriental, empleando giros y expresiones islámicas y trayendo siempre como referencia cronológica el calendario lunar musulmán.

Sinopsis: La conquista de Hispania por los musulmanes no fue improvisada. Estuvo bien planeada desde Damasco y un hecho que puede avalarlo fue la presencia de grupos familiares acompañando la entrada de los guerreros del Islam. No quiere decir que cada hombre de armas trajera consigo su propia familia, pero no fue algo excepcional. Es indudable que la presencia de muchos elementos militares, hombres solos llegados a la Península, propició el enlace con mujeres indígenas, nunca al contrario, pero aquellas uniones no debieron pasar de un umbral puramente físico, sin que alteraran la esencia del concepto y de la estructura familiar musulmana…

…Hasta que el califato se consolidó en el siglo X, las Marcas vivieron, en gran medida, al margen de Córdoba, ocupándose de sus propios problemas, enfrentados al poder central si era preciso. Para resolver sus asuntos buscaban alianzas con francos y cristianos hispano-godos o con otros musulmanes, con cualquiera que les sirviera de ayuda en cada trance. Ello obligaba a los emires cordobeses a realizar incursiones de inspección y a colocar allí a miembros de la corte y soldados que procuraran mantener abierta la relación de la Marca con la corte.

 

Publicado el Deja un comentario

JON LAUKO – Entrevista

Catedrático de Matemáticas y Profesor de Álgebra y el tiempo que le deja tocar el laúd, escritor

Sobre por que le atrae escribir género policial y negro señala:

Mis novelas de intriga las planteo de modo milimetrado: todo ha de encajar, sin que dé esa sensación; y lo que más me llena de ellas es el esmero en hacer que la narración en sí sea el principal factor.

Una visión corta pero intensa que nos permite conocer algo de la faceta personal y humana del escritor

He aquí el resultado al cuestionario al que le sometimos:

Con que profesión disfrutas actualmente: 

He sido profesor de Matemáticas en institutos de bachillerato y en la universidad. Actualmente ya estoy jubilado.

En tu tiempo libre ¿Qué sueles hacer?

Escribo, pesco, hago fotografías, toco el laúd …, es decir, no me aburro.

¿Cuáles son tus prioridades?

La literatura, sin duda.

¿Sueles dejar algo para hacer más tarde? Por favor, señala que.

Cuando llegue al final, siempre habrá algo que ha quedado sin hacer.

¿Cuál es tu género literario preferido a la hora de escribir y por qué?

Disfruto con la novela de intriga, aunque la documentación previa suele ser muy ardua. Ir descubriendo hechos que luego se van a dar a conocer al lector suele ser apasionante.

– Si escribiste alguna novela del género o está a punto de publicarse, háblanos de ella. ¿Por qué debemos leer tu última novela publicada?

-Mi última novela se titula “El jardín de los naranjos”. La editó Sekotia (Madrid, junio de 2015) a través de su sello Un libro en el bolsillo. Es una novela histórica que se sitúa en aquella Península Ibérica que hablaba en árabe, a lo largo de los siglos VIII, IX y X, y en la que los personajes importantes son el tiempo y el lugar  a través de los cuales van desfilando multitud de actores, la mayoría de ficción. Tuve la suerte de que el arabista Camilo Álvarez de Morales, que fue director durante bastantes años de la prestigiosa Escuela de Estudios Árabes de Granada, tuviera la amabilidad de corregirla y prologarla.

¿Por qué debemos leer tu última novela publicada?

Porque es una forma de conocernos. Leer nuestra historia es aprender lo que fuimos.

¿Quienes son tus referentes como autores del género?

Antes de la novela que acabo de mencionar, que sin duda es histórica, publique “Donostia” (Meteora, Barcelona 2011) y “Estación París” (GoodBooks, Madrid 2014), dos novelas enmarcadas en lo que podría llamarse intriga política, con influencia clara de autores como Le Carré, Highsmith, Cain, Chandler, etc. Y una tercera con título “Barrendero, enterrador, ferroviario” (Ediciones Atlantis, Madrid 2012) que quiso ser y lo fue un claro homenaje al gran escritor de género negro rural García Pavón.

¿Qué sensaciones consideras dejan tus novelas a los lectores?

Las de intriga, una cierta intranquilidad después de haberlas leído de un tirón. La última novela histórica, todavía no tengo datos al respecto; espero que guste y no se caiga de las manos.

¿Tienes nuevos proyectos? Cuéntanos algo de ellos:

El proyecto más inmediato es cerrar las novelas “Donostia” y “Estación París” con una tercera, ya escrita pero no publicada, que lleva el título de “El Parque de Cismigiu”. Las tres tienen como hilo conductor un personaje singular que trabajó como agente mercenario para la policía/servicios secretos españoles durante la primera década de la llamada transición: “Donostia” arranca en septiembre de 1976 y “El Parque de Cismigiu” finaliza en 1984. Posiblemente, si encuentro un editor atrevido, aúne las tres en una novela dividida en tres partes y titulada “Cancan”, alias que utilizaba el personaje mencionado.

¿A cuál de ellos temes enfrentarte?

Sólo al tiempo que se acaba.

¿Qué tiempo y esfuerzo te supone tener una novela acabada?

Depende de cada novela. “Barrendero,…” la escribí muy deprisa porque surgía de los recuerdos de infancia; “Donostia” y “Estación París” se llevaron cada una de dos a tres años por la abundante documentación que tuve que manejar; y “El jardín de los naranjos” comencé a escribirla el verano que acabé cuarto de carrera (tenía 21 años) y la terminé el verano que me jubilaba.

¿Por qué te atrae escribir Novela Policial y Negra?

Mis novelas de intriga las planteo de modo milimetrado: todo ha de encajar, sin que dé esa sensación; y lo que más me llena de ellas es el esmero en hacer que la narración en sí sea el principal factor.

¿Qué libro marcó tu infancia?

El año que aprobé Ingreso (un examen que se hacía a los 10 años previo al bachillerato) mi padre me regaló una colección de novelas ilustradas que hacían las obligadas siestas más llevaderas: “Mujercitas”, “Príncipe y mendigo”, “Robinsón Crusoe”, etc. A partir de aquel verano ya no dejé de leer.

¿Cuál fue el último libro que has leído? Cuéntanos las sensaciones vividas.

Hace años que ya sólo leo para documentarme; varios libros a la vez y siempre en función de las necesidades.

– Recomienda un solo título a nuestros lectores y coméntanos por qué.

Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar. Si escribes algo así ya no hace falta que hagas nada más.

¿Cómo te gustaría que te recordaran como escritor?

Todavía no me he puesto a pensar en ello.

Pasemos ahora a otras preguntas para reflejar a nuestros lectores algún aspecto de tu personalidad. Por favor señálanos:

Tus escritores preferidos: dos españoles y dos extranjeros.

Difícil criba: Clarín y Delibes; lamentada Yourcenar y el magnífico Ivo Andric.

Citanos el título de libro preferido.

Ya lo he hecho, pero podría citar decenas y no lo voy a hacer.

¿Que novela te habría gustado escribir?

Como conozco mis limitaciones, con la escritas ya me siento bien pagado.

Tus dos personajes de ficción preferidos.

Mi personaje Agapito de “Barrendero, enterrador, ferroviario” y Cancán.

Dos canciones que dejaron huella en tu vida.

He miradola última radiografía que me mandó el médico y no veo huella alguna. Citaré dos que toco con mi laúd: El Vals nº 2 de Shostakovich y La Célebre Habanera de Eduardo Lucena.

Dos películas del género policial y negro

“La jungla de asfalto” y “El cartero siempre llama dos veces”

Dos actores cinematográficos

John Huston y Jack Nicholson

Dos actrices cinematográficas

Ava Gardner y Silvana Mangano

Tus dos genios preferidos de la historia universal.

Gauss y Einstein

Dos pintores y dos de sus obras

Tiziano “Noli me tangere”; Sorolla “Otra Margarita”

Tu deporte preferido.El frontón

Que dos deportistas te entusiasman.No me entusiasman.

Señálanos dos ciudades españolas preferidas Albarracín y Gijón

Ahora dos del resto del mundo Berlín y Oporto

Dos momentos históricos que mejor recuerdas. 

La llegada del hombre a la Luna y la caída del Muro de Berlín

Un sueño, o dos  Sueño poco y lo olvido al despertar

Una pesadilla 

Tengo la conciencia muy tranquila

Dos grandes mentiras No existen la verdad ni la mentira puras

Dos verdades incuestionables Idem

Dos platos que prefieres comer

Cardo con salsa de almendras y un par de huvos fritos como Dios manda hacerlos

Dos bebidas 

Agua y vino tinto

Agradecemos muy sinceramente a JON LAUKO el tiempo que nos ha dedicado, seguro que abandonando el placer que significa acariciar y extraer notas de su laúd.