Publicado el Deja un comentario

Los Retazos de Ediciones PG

Abrimos la sección «Los Retazos de Ediciones PG» recogiendo parte de las publicaciones realizadas en las diferentes colecciones de nuestra editorial.

La iniciamos esta semana con parte del capitulo DIES IRAE de la novela EL CRIADERO  del Autor argentino GUSTAVO ABREVAYA, que forma parte de la colección «Sombras Oscuras»con el num. 3

 

El Criadero

DIES IRAE

Al amanecer, cosa razonable, cantó un gallo. El turno era hasta las doce, pero el gallo fue una experiencia casi mística y Álvaro abrió los ojos. Lo que vio le endulzó el despertar: los disfraces, pueblerinos, pero bien utilizados hasta la madrugada, ahora estaban desparramados por el suelo. Un vestido de princesa pobre pero honrada seguía durmiendo abrazado a una especie de calza roja con máscara del diablo incluida. Más allá estaba la cámara, que había dejado de grabar en algún momento, cuando ya dormían extenuados, la piel dulce y el abrazo apenas sostenido. La cama tenía olor a sexo fuerte. Sonrió.

Alicia no estaba.

Álvaro miró la hora y supuso que estaría en el baño. Cuando se dormía nuevamente alcanzó a notar que el espejo no se había transparentado.

A las diez menos cuarto sonó la chicharra. Levantó el teléfono y la manito de rata le anunció que terminaba el horario del desayuno. Agradeció, dijo que ya bajaban y colgó.

—Es hora de levantarse, mi princesa campesina —comunicó a su mujer, dormida a sus espaldas. Giró a su derecha.

Alicia no estaba.

El espejo del baño seguía opaco. Se levantó y buscó por el cuarto, desorientado, pensando que no había muchas posibilidades de encontrar nada especial dado que todo estaba a la vista. Faltaba la ropa de Alicia, entonces debió haber salido en algún momento después que había cantado el gallo, cuando estaba en el baño con el espejo sin transparentar. Fue al baño, encendió la luz y el espejo se transparentó. No entendía, supuso que habría bajado a desayunar. Levantó el teléfono y preguntó por su mujer. La voz de la manito de rata le informó que no la había visto, aunque la discreción siempre indicaba que era mejor no mirar demasiado, pero que el desayuno se servía en un bar a doscientos metros del lugar, podría ser que la señora estuviera allí. Los albergues transitorios nunca tienen comedor, señor, aclaró el hombre. Álvaro colgó, se metió en el baño y se duchó, sintiendo que del otro lado del espejo nadie lo estaba mirando. Se vistió rápido y bajó a desayunar. Alicia debía estar tomando café con pan y manteca y leyendo noticias del vecino en el diario local, aburrida y con ganas de irse a casa y terminar con ese viaje siniestro. Estuvo de acuerdo con ella, decidió que esto era lo primero que le iba a decir cuando la viera, esperemos que el Tolo ése sepa arreglar el auto y nos vamos a casa, ya estoy harto del desierto y las manitos de rata escondidas. Caminó los doscientos metros y llegó al barcito.

Alicia no estaba.

Se sintió extraño. ¿Qué estoy haciendo en este lugar, qué tengo que ver yo con esta gente? Me quiero ir a casa. Se sentó a una mesa y vino el mozo.

—Buenas —dijo el mozo—, viene de La Gaviota.

—Buen día, sí, acá tiene la llave. ¿Por casualidad no habrá visto una mujer de rulos negros y pantalones rojos? Usa sandalias y una remera que dice Alicia —preguntó. El mozo hizo una mueca, pareció pensar por un largo momento mientras Álvaro se preguntaba cuántas mujeres desconocidas de rulos negros y pantalones rojos podrían haber pasado por ese lugar, a esa hora, en ese pueblo de mierda. Una sola, concluyó, cuando el mozo dijo:

Publicado el Deja un comentario

El Criadero – reseña de Relatos y Mentiras

A través de su Blog Literario «RELATOS Y MENTIRAS», Eduardo Enjuto Vázquez realiza una estupenda labor opinando sobre aquellos títulos y autores que gusta leer.

Hoy queremos reflejar el comentario-reseña realizado el pasado 15 de Agosto,  retenido por aquello de las vacaciones veraniegas, que entonces hubiera pasado inadvertido.

 

El Criadero

¿Conoces las típicas historias de un tipo que se queda atascado en un pueblo de mala muerte en el que todo da mala espina, donde parece que hasta los perros te miran mal y de donde sabes que no puede salir nada bueno?

Ah, ¿que no te gustan? No pasa nada, voy a reseñar un libro que te va a reconciliar con el género: El Criadero, por Gustavo E. Abrevaya, editado por Ediciones PG

No voy a dar pistas sobre lo que se cuenta en El Criadero porque descubrir la historia según vas leyendo es emocionante, así que a ver cómo me apaño. Vamos al lío.

La historia responde al modelo de “tipo normal se mete en problemas”, un “arquetipo argumental” muy útil para que el lector se sienta identificado con el protagonista. El protagonista actúa como lo haríamos cualquiera de nosotros, y sin tonterías. ¿Ves la típica escena que según estás leyendo piensas “¡no seas burro y haz tal cosa!”? En El Criadero eso no sucede. El autor coloca a los personajes en la línea fina y delicada que separa a los panolis de los héroes, es decir, que son personas normales y creíbles. No se echan a llorar y dejan que las cosas les sucedan en plan adolescente de relato de terror, pero tampoco se convierten en soldados y maestros de kung-fu de la noche a la mañana, que en otros libros a veces pasa y cuando leo esas cosas me llevan los demonios.

Por cierto, el protagonista se llama Álvaro y es un hombre enamorado del cine y de sí mismo. Es curioso y muy interesante, la verdad.

El escenario, te lo advierto, es de los que ponen los pelos de punta. Está ambientado en un pueblo de Argentina como podía ser un rincón perdido de Extremadura o de la Castilla profunda. Si no es por el lenguaje y sus localismos, pensarías que estás leyendo algo que podría ocurrir en el pueblo de tus abuelos…

Leer el comentario y reseña completa en:  Relatos y Mentiras

Nos gusta la forma en que Eduardo Enjuto aborda sus comentarios, leales con la obra, sin que nada sobre ni nada falte. Lo agradecemos sinceramente. Nuestro querido Eduardo Abrevaya se sentirá satisfecho.

Publicado el Deja un comentario

EL Criadero – Reseña

El escritor JAIME MOLINA tras pasarse por nuestra caseta en la Feria del Libro de Granada, adquirió la reciente publicación «El criadero» del maestro de la novela negra argentina Gustavo E. Abrevaya.

El mencionado escritor Jaime Molina, mantiene activo un blog literario bajo el título CICUTADRY, y en él reseña de manera entusiasta la lectura de la citada novela.

Adelantamos el primero de sus párrafos:

El criadero de Gustavo Abrevaya ha sido una de las adquisiciones que he hecho durante esta última Feria del Libro. Tras una conversación con Anxo do Rego, director de Ediciones PG, la compré tras pedirle consejo. “Llévate esta, a ti que te gustan los argentinos”. Le hice caso. Y no se equivocó. La novela me la leí en un solo día, lo cual es sintomático de que tiene un ritmo ágil y vibrante. Pero vayamos por partes.

Os recomendamos leerla con atención pulsando aquí.

 

 

 

 

Publicado el Deja un comentario

Madrid recibe a «El Criadero»

Presentación en Madrid en el Centro de Arte Moderno, Galileo, 52, de El Criadero

 

Ayer tarde, de la mano del detective privado, escritor y criminologo RAFAEL GUERRERO, fue presentada la primera edición en España, de El Criadero, del escritor argentino GUSTAVO E. ABREVAYA.

Dos momentos de la presentación.

Publicado el Deja un comentario

Presentaciones de El Criadero

EL CRIADERO, de Gustavo E. Abrevaya

Durante el mes de abril en Madrid, Barcelona y Granada se presentará oficialmente la novela negra EL CRIADERO, del escritor argentino GUSTAVO E. ABREVAYA.

 

Sinopsis:

Detrás de un basural que alimenta a infinitas gaviotas, está el pueblo Los Huemules. Hasta allí llegan Álvaro, cineasta independiente, y Alicia, su mujer. Un problema mecánico les impide seguir camino y deben alojarse en el único hotel del pueblo. La manía de Álvaro de grabar en video todo lo que ve lo lleva a registrar imágenes peligrosas. Cuando Alicia desaparece, Álvaro empieza a descubrir los secretos del pueblo, coto de caza y criadero de todos los horrores. En la mejor tradición de la novela policial, Gustavo Abrevaya construye un relato en el cual el crimen no es el acontecimiento insólito que destruye lo cotidiano, sino la regla y la fundación de su mundo ficcional. La agilidad de la trama, la precisión del lenguaje y los recursos imaginativos a través de los cuales se le muestra al lector ese infierno llamado Los Huemules fueron decisivos para que el jurado eligiera esta novela como ganadora del Premio “José Boris Spivacow”.

De esta novela el crítico literario Antonio Parra en la revista Solo Novela Negra dice:

Gustavo E. Abrevaya logra crear, en esta novela, un ambiente de angustia en un lugar caliginoso, de asfixia tanto física como moral, en el que desvelar un secreto supone jugarse la vida, y perderla. El cielo oprime las cabezas de los personajes, las palabras son torvas, las miradas hieren, y la sombra de la muerte acecha durante el día lo que vendrá a llevarse por la noche, cuando las cacerías y los cimarrones sueltos son capaces de limpiar las calles.

Comprar ejemplares

Publicado el Deja un comentario

El Criadero

Lanzamiento en España y resto de países, excepto Argentina, del Premio “José Boris Spivacow”.

Gustavo E. Abrevaya ofrece a los lectores y amantes del género negro EL CRIADERO  incluido en la colección “Sombras Oscuras” nº 003-006  que fue galardonada en Argentina con el premio “José Boris Spivacow”

Sinopsis:

Detrás de un basural que alimenta a infinitas gaviotas, está el pueblo Los Huemules. Hasta allí llegan Álvaro, cineasta independiente, y Alicia, su mujer. Un problema mecánico les impide seguir camino y deben alojarse en el único hotel del pueblo. La manía de Álvaro de grabar en video todo lo que ve lo lleva a registrar imágenes peligrosas. Cuando Alicia desaparece, Álvaro empieza a descubrir los secretos del pueblo, coto de caza y criadero de todos los horrores. En la mejor tradición de la novela policial, Gustavo Abrevaya construye un relato en el cual el crimen no es el acontecimiento insólito que destruye lo cotidiano, sino la regla y la fundación de su mundo ficcional. La agilidad de la trama, la precisión del lenguaje y los recursos imaginativos a través de los cuales se le muestra al lector ese infierno llamado Los Huemules fueron decisivos para que el jurado eligiera esta novela como ganadora del Premio “José Boris Spivacow”.

De esta novela el crítico literario Antonio Parra en la revista Solo Novela Negra dice:

Gustavo E. Abrevaya logra crear, en esta novela, un ambiente de angustia en un lugar caliginoso, de asfixia tanto física como moral, en el que desvelar un secreto supone jugarse la vida, y perderla. El cielo oprime las cabezas de los personajes, las palabras son torvas, las miradas hieren, y la sombra de la muerte acecha durante el día lo que vendrá a llevarse por la noche, cuando las cacerías y los cimarrones sueltos son capaces de limpiar las calles.

Actualmente en PREVENTA. Puedes hacer tu reserva en web segura (https) Libreria PG