¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

EMILIO BALLESTEROS ALMAZÁN

Albolote ( Granada )

Poeta, narrador, dramaturgo, ensayista y periodista. Autor de una brillante y extensa producción literaria que progresa con idéntica soltura por los géneros más variados, está considerado como una de las voces más destacadas de las Letras andaluzas del último cuarto del siglo XX. Ha desplegado, asimismo, una fructífera labor de animador cultural en los medios de comunicación de su entorno meridional, con especial relieve dentro del ámbito televisivo, en el que ha dirigido los programas de TV Albolote Trilogía -centrado únicamente en la poesía- y Cada loco con su tema -espacio de debate juvenil-, este último galardonado por la Junta de Andalucía. En la actualidad (año 2002), dirige la revista literaria Alhucema.

A lo largo de su ya dilatada trayectoria literaria, Emilio Ballesteros ha sido galardonado con numerosos premios y distinciones, entre los que destacan el Premio de Sonetos “Río Henares” (otorgado por la Diputación de Guadalajara), el Premio de Poesía “Castillejo-Benigno Vaquero” (del Ayuntamiento de Pinos Puente), y los accésit de los premios poéticos “Poesía al aire libre” (Granada), “Miguel de Cervantes” (Ayuntamiento de Armilla), “Huerta de San Vicente” (Granada), “Biblioteca Municipal Inocencio García Carrillo” (de Alhama) y “Casa de la Cultura” (de Maracena). Ampliamente conocido dentro y fuera de las fronteras españolas, Ballesteros fue uno de los autores incluidos en la selección antológica Poetas hispanoamericanos para el Tercer Milenio, del chileno Alfonso Larrahona Kasten. Además, algunos poemas suyos y diferentes comentarios críticos acerca de su obra lírica han visto la luz en las páginas de numerosos periódicos y revistas difundidos por todo el mundo de habla hispana, como Manxa (Ciudad Real), Norte (México), Cuadernos de Poesía Nueva (Madrid), Valor de la Palabra (Madrid), Polémica (Barcelona), Ideal (Granada), Tambor (República Dominicana), Correo de la Poesía (Valparaíso [Chile]), Alborada (Mallorca), Lofornis (Barcelona), Extramuros, Ficciones, etc.

En su condición de poeta, Emilio Ballesteros irrumpió en el panorama literario español de comienzos de los años ochenta con el volumen de versos titulado Padre Sol y hermana Luna (Granada, 1982), una espléndida opera prima a la que luego se sumaron otras entregas líricas tan dignas de mención como las tituladas El arca mágica del Loco Perales (Málaga, 1986) -un poemario destinado a los jóvenes lectores-, Aquella remota soledad (Granada, 1989), Inefables sierpes (Madrid: Altorrey editorial, 1991), Réquiem (Aranguren [Vizcaya]: Editorial El Paisaje, 1993), Ojos de corazón y fuego (Granada: Ayuntamiento de Peligros y Diputación de Granada, 1996) -obra galardonada con el Premio “Villa de Peligros”-, Por Cuba (Albolote [Granada]: Ayuntamiento de Albolote, 1996) y Trece (Granada: Ed. Dauro [col. “Ex-libris”], 2001), este último compuesto únicamente por versos de trece sílabas, tal vez los menos comunes en la tradición poética castellana. En líneas generales, el amor y la poesía son los temas dominantes en todas estas obras líricas de Emilio Ballesteros, quien justifica esta predilección temática con estas palabras, dedicadas a glosar su última entrega poética, pero válidas para definir toda su producción: “El amor, la pasión, el deseo, son los motores del mundo, y los que nos llevan a luchar contra sentimientos como el de la muerte. El amor y la muerte son dos fuerzas contrarias y ligadas que están presentes en todo. Muchas veces ese miedo está tan presente que nos impide incluso realizar las tareas cotidianas, y es el amor el que nos impulsa y nos hace arriesgarnos. Y por eso escribimos, para estar por encima de todo lo que nos agobia”. Uno de los poemas que mejor reflejan la hondura lírica alcanzada por el poeta de Albolote es el titulado “Soneto del Olvido. (Para bailar a ritmo de tango)”, precisamente el galardonado con el prestigioso premio “Río Henares”: “La noche es turbia y la pasión celosa. / La luna es joven y el amor un pozo… / Un beso puede ser como ese gozo / que te abisma en la nada de una rosa. // Está tibia la hierba y es hermosa / la luz de una humedad que apenas rozo. / Que prueben nuestros labios el destrozo / de una ebriedad sensual y dolorosa. // Ven a mi boca, dulce ave cantora / que a fuerza de volar perdiste el nido. / También con los recuerdos mi alma llora // al comprobar lo mucho que he sufrido. / Déjate a esta lujuria tentadora / y entre mis brazos te daré el olvido”.

En su faceta de autor dramático, Emilio Ballesteros ha cosechado igualmente el aplauso unánime de la crítica y los lectores, con obras como El kiosco’e Benito (Granada, 1983) -galardonada con el Primer Premio de Teatro del Ministerio de Educación y Ciencia-, Las estrellas no tienen puntas (Alcázar de San Juan [Ciudad Real]: Patronato de Cultura de Alcázar de San Juan, 1992) -obra que resultó premiada en el certamen teatral convocado por dicho municipio manchego- y El cruce mágico (pieza dramática breve, editada en el año 2000 entre las páginas de la revista Alhucema).

Como prosista, el escritor andaluz ha dado a la imprenta las novelas El sitio en el que acaban todas las tierras (Maracena [Granada]: Fundación Francisco Carvajal, 1990) y El negro (Almería: Instituto de Estudios Almerienses, 1998), esta última distinguida con el Premio de Novela “Olula del Río”. Asimismo, Ballesteros es autor de la narración juvenil titulada Aynadamar (La fuente de las lágrimas) (Ogíjares [Granada]: Dauro Ediciones, 2001), en la que, haciendo uso de su larga experiencia docente y su buen conocimiento de la historia y la poesía españolas, ofrece una aventura con dos tramas paralelas y un final sorprendente y sobrecogedor (a pesar de sus conocidas referencias históricas). Ubicada en la Granada de finales del siglo XV y principios del XVI, la trama de esta novela cuenta la transformación de la vieja ciudad musulmana en un nuevo núcleo urbano cristianizado, y el reflejo que esta abrupta transición tiene en tres jóvenes amigos -unidos por su afición a la poesías- que la viven de forma muy distinta, pues cada uno de ellos profesa una religión distinta (judaísmo, islamismo y cristianismo). Tras un abrupto salto cronológico, en la misma ciudad, a finales del siglo XX, un profesor de historia encuentra una serie de documentos antiguos que le permiten descubrir, junto con un grupo de alumnos, algunas de las apasionantes y dramáticas experiencias que vivieron tres jóvenes granadinos de otra época.

Además, Emilio Ballesteros es autor de tres volúmenes de ensayos: 21 etapas de un viaje en espiral (Granada, 1981) -obrada galardonada con el Premio del Sindicato de Escritores de Málaga-, Ojén, cal y jazmín sobre la media luna (Ojén [Málaga]: Ayuntamiento de Ojén y Junta de Andalucía, 1987) y Evocaciones de Albolote (Albolote [Granada]: Ayuntamiento de Albolote, 1994).  Ha publicados sus obras en España, México, Cuba, Perú, Argentina, Uruguay, Chile, Colombia, EEUU, Puerto Rico, Rep. Dominicana, Ecuador, Nicaragua, Francia, Italia, Alemania, Kuwait, Siria, Yemen y Marruecos. Ha sido traducido al italiano, árabe, francés, alemán, inglés y portugués.

Fuente: parte del texto extraido de www.mcnbiografias.com

títulos publicados en EDICIONES PG

 

PRENSA

 

BIBLIOGRAFÍA

Algunas de sus numerosas obras

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies